OLVÍDATE DE LA TERAPIA TRADICIONAL para el tartamudeo

Aprende cómo dejar de tartamudear usando una terapia probada y certificada.

Empieza a hablar de manera natural en cualquier situación sin tener que planear el discurso.
Habla sin esfuerzo

Habla sin esfuerzo

Deja de tartamudear es para las personas que tartamudean y quieren hablar sin tener que realizar ningún esfuerzo, decir las palabras tal y como le vienen a la cabeza y poder hablar “sobre la marcha” tal y como hacen el resto de personas. Ahorra energía y vive una vida como el resto de la sociedad.

Termina con los bloqueos

Aprende a mantener a raya tus bloqueo. Cuando lo hagas saldrás del círculo vicioso del tartamudeo que te ha llevado en tantas ocasiones a esos momentos incómodos. Verás que las estrategias que adoptes te ayudarán sin importar la situaciń en la que te encuentes: o bien en una reunión en el trabajo, en una primera cita o en una llamada telefónica.
Alcanza la fluidez natural

Alcanza la fluidez natural

El método te ayuda a conseguir una experiencia natural en tu día a día. Se podría decir que la fluidez es un “efecto secundario” de los casos de tartamudez. Nuestro tratamiento actúa desde el interior, no se centra solo en el tratamiento de los síntomas.

y mucho más

Acaba con el nerviosismo

Un truco raro que puedes usar para acabar con casi todo el nerviosismo que sientes mientras tartamudeas hará que hables con menos esfuerzo. Se basa en un fenónemo que se puede ver en la película “El discurso del rey”. (QUA PUOI METTERE IL LINK AL BLOG DEI FILMS)

Cambia de mentalidad

Cambiar la mentalidad te hará preocuparte mucho menos en lo que los demás piensan de ti. Te ayudará no solo a dejar de tartamudear sino también a mejorar otros aspectos de tu vida.

Consigue la fluidez “sobre la marcha”

Aprenderás una pregunta muy básica que puedes hacerte para sentirte automáticamente más cómodo cuando estés con otras personas y que te hará hablar con más fluidez de inmediato.

Adopta nuevas percepciones

Hax que hablar sea más fácil y natural cambiando tu percepción del concepto “hablar”

Olvídate del concepto de “palabras difíciles”

Las palabras no son “fáciles” o “difíciles”. Con una rutina diaria de unos 10 minutos conseguirás dejar de anticiparte a las que consideras “palabras difíciles”.

Habla como si estuvieras cantando

Seguir los mismos pasos cuando hablas que cuando cantas harán que dejes de tartamudear. No te preocupes, no hablarás ni con una melodía ni con un ritmo diferente.

¿No es frustrante cuando sabes lo que decir o cómo decirlo y las palabras están delante de tus ojos pero no puedes pronunciarlas?

Nunca olvidaré lo que le paso aquel día…

Era un niño de 5 años con una vida normal pero un día su vida cambió para siempre. Un día como otro cualquiera los niños en el colegio empezaron a leer un texto en voz alta y de manera individual.

Cuando llegó su turno se levantó y empezo a leer mientras sostenía su libro entre las manos. Sin embargo, en ese momento, su forma de leeer no era la de siempre. De repente, sus labios dejaron de moverse y su boca se negaba a formar oraciones. Intentaba leer pero no podía. Su maestro lo interrumpió y le dijo ¿por qué estás tartamudeando?

Ese niño era yo

Y durante los próximos 25 años de mismo vida…seguí haciéndome la misma pregunta.

Palabras…algo que parece fluir mágicamente para la mayoría de personas pero para algunos de nosotros es una lucha diaria.

La mayoría de las personas dan por hecho el discurso. Cuando alguien tiene que decir algo simplemente abre la boca y sus palabras fluyen de manera natural sin hacer ningún esfuerzo. No tiene que pensar en la letra por la que empieza. No tiene que preocuparse si va a quedar sin habla cuando quiera empezar a hablar. Él no tiene que escanear ni buscar palabras más fáciles, ‘sustitutas’. 

Pero para los tartamudos o disfémicos, hablar es una experiencia totalmente diferente.

¿Alguna vez has parado para preguntarte qué hace que una persona normal no tartamudee cuando se enfrenta al miedo y el estrés? 

¿No es increíble cómo las personas que tartamudean puedan cantar bien?

¿No te parece que tienes un interruptor en la boca que se desactiva cuando vas a hablar?

Este fenómeno tan extraño como misterioso afecta aproximadamente al 1% de la población mundial. Y, a pesar de los avances es en ciencia y tecnología, a los llamados expertos les gusta afirmar que no hay cura para la disfagia o tartamudez.

Me llamo Álvaro y si no recuerdo mal empecé a tartamudear cuando tenía 5 años. He pasado los últimos años investigando las causas de la disfemia para poder acabar con este problema tan incapacitante.

Al contrario de lo que piensan algunas personas, no es que los disfemicos o tartamudos no sepan qué decir.

De hecho, saben exactamente qué decir, simplemente no pueden articularlas. Lo sé porque he pasado por eso. Es como que tienes las palabras delante de tus ojos pero cada vez que intentas hablar es como darte contra un muro. Y cuanto más intentes pronunciar, más difícil es. Cuando un un tartamudo cuando está solo o canta no tartamudea pero su discurso es muy deficiente  cuando interactiva con el mundo. 

Caso práctico:

Una de las cosas más frustrantes que he experimentado una y otra vez es el bloqueo del discurso en una conversación.

Al principio solía cubrirlo fingiendo que estaba ‘pensando lo que iba a decir a continuación. 

Pero las pausas y los bloqueos eran tan artificiales que la gente entendía lo que estaba pasando y me avergonzaba.

Lo mismo sucedía cuando quería hablar por teléfono.

Un día me llamaron por teléfono y la persona que estaba al otro lado era una chica de la que estuve enamorado.

No pude decir nada más que ‘hola’.

De hecho, no pude decir ni Hola.

Me bloqueé en la ‘H’.

Le pasé el teléfono a mi madre.  Afortunadamente, estaba sentada a mi lado.

Gracias mamá 

La clave es :

Hasta que aprendes cómo deshacerte del tartamudeo, este continuará a manejar tu vida y a avergonzarte cuando menos te lo esperes. 

Como en la situación que se muestra a continuación:

Tartamudeo como respuesta a una pregunta Cualquier pregunta. 

Si lo has experimentado sabes cómo de difícil es.

Es como si la persona que te pregunta ya supiera que has cometido un error, que estás equivocado. Te sientes como expuesto.

Es como si dijeras ‘el cielo es azul’ y yo te preguntara ‘¿Qué?¿Qué has dicho?’, Te haría sentir que estás equivocado y entonces empezarías a tartamudear. 

Quizá este ejemplo es un poco exagerado pero ¿Entiendes lo que quiero decir?

No es suficiente solo con hablar contigo mismo de estas situaciones.

La mayoría de las veces cuando estas viviendo una situación de tartamudeo en la que alguien te pregunta algo, tú no tienes el lujo del tiempo, no puedes parar para convencer a tu cerebro de que deje de tartamudear.

Todo sucede en un momento. 

Pero con las herramientas correctas estos pequeños matices puede superarse fácilmente. 

Desafortunadamente, cada vez que un disfémico o tartamudo tiene que enfrentarse a estas situaciones tan vergonzosas su habilidad para hablar con fluidez disminuye.  

Por ejemplo

Pedir comida en un restaurante 

¿Cuántas veces has pedido algo solo porque podías ‘pronunciarlo’?

La única razón era porque podías anticiparte al tartamudeo de cada letra del plato que querías pedir. 

Si eres disfémico o tartamudo la vida puede ser muy depresiva cuando no sabes superar este obstáculo. 

Con todas sus frustraciones tiene sentito afirmar que el tartamudeo es una condición que te debilita.

Nadie quiere abrir su boca sin saber si podrá decir la próxima palabra o no. 

Lo que empeora aún más la situación es el hecho de que los expertos lo muestran muy a menudo como una condición sin cura, un problema que puedes ‘gestionar’ pero del cual nunca te vas a deshacer.

Pero…

…como tengo espíritu rebelde…

Nunca me lo creí y seguí buscando respuestas 

Me uní a Tartamudez.com.

Hablé con muchas personas de diferentes temas.

Leí libros. 

Busqué aquí y allí. 

Y ves que hay muchos consejos circulando, información que si aplicas hará que tu tartamudez o disfemia empeore. 

Pero mis dudas y mi investigación me llevaron a respuestas que me permitieron empezar a hablar sin bloqueos. 

Ahora vivo sin tartamudear y quiero que tú lo consigas también.

He creado el sistema Stop Tartamudez para que consigas disfrutar al hablar sin importar la situación en la que te encuentres.

Si te interesa aprender lo que realmente causa la tartamudez y cómo eliminar los bloqueos que se presentar cuando hablas, entonces sigue leyendo…

Tartamudez.com es el nuevo sitio web sobre problemas de tartamudez y disfemia. Aquí encontrará temas interesantes sobre este problema y valiosos consejos sobre cómo dejar de tartamudear.