¡Supera tu tartamudez!

Descubre ahora nuestro método “stop tartamudez”

¿Qué es la tartamudez o disfemia?

Si buscamos en la Real Academia Española qué es la tartamudez, literalmente, como “cualidad de tartamudo”. Además de tartamudez, podemos escuchar en el lenguaje hablado otros términos tales como balbuceo, disfluencia, falta de fluidez o disfemia en el habla. La persona que tiene esta afección es conocida como tartamudo o tartamuda.

La tartamudez no siempre se ha contemplado como se hace ahora. Históricamente, ya en el Periodo Clásico, la tartamudez se consideraba una incapacidad para poder mantener la velocidad con la que fluían las ideas.

Leer más

Dicho concepto se mantuvo hasta el siglo XIX y, de hecho, entonces se consideraba un problema físico y en muchas ocasiones sometían a las personas tartamudas a operaciones de lengua e incluso de las vías respiratorias o la garganta.

Sin embargo, Freud consiguió modificar la idea anterior y fue cuando empezó a relacionarse con ideas de la psique, como el reflejo de los deseos de la persona que no habían salido al exterior y se habían quedado reprimidos.

Actualmente se estudia y se investiga la tartamudez desde otras perspectivas, normalmente se analiza desde los campos de la neurolingüística, la genética, la neuropsicología y la foniátrica. De hecho, se plantean estudios con neuroimagen funcional.

Actualmente se calcula que hay unos 40 millones de tartamudos o personas con disfemia alrededor del mundo. La tartamudez o disfemia consiste en un trastorno a la hora de hablar caracterizado por interrupciones involuntarias (se denominan disfluencias o disritmias) del habla que afectan a la fluidez de esta.

Esto hace que la fluidez del habla se vea alterada a pesar de que la persona que quiere pronunciar las palabras tenga claro cómo se pronuncian. Es decir, estas dificultades son involuntarias y aparecen en el individuo de manera inusual. 

Su origen es una interacción entre varios factores: ambientales, lingüísticos, fisiológicos y del desarrollo. Se ha confirmado que suele haber un funcionamiento irregular en el hemisferio izquierdo, centrado en los centros del habla, de ahí que se tienda a compensar con uno del hemisferio derecho.

Es decir, saben lo que quieren decir pero se les presenta un problema a la hora de expresarlo verbalmente. Esta afección suele empeorar en los casos en los que la persona que la parece se encuentra en situaciones tanto positivas como negativas.

Un ejemplo de situación positiva, puede ser, entre otras, un gran grado de emoción; entre las situaciones negativas o inusuales se encuentran las situaciones de estrés, de cansancio, de agobio o apuro.

En situaciones cotidianas como en el caso en el que una persona tenga que enfrentarse a un público amplio a la hora de hablar a través de un teléfono esta afección crece de manera descomunal.

La tartamudez es una discapacidad con bastante estigma ya que puede haber casos en la sociedad en los que las personas relacionan este trastorno con una inteligencia baja o se puede llegar a cuestionar la habilidad emocional que tiene la persona que tartamudea.

Las personas que tartamudean suelen sentir miedo, ansiedad, vergüenza o frustración. Es curioso añadir que las personas con disfemia en situaciones distendidas, cuando cantan, al hablar consigo mismas o al hablar a la vez que otras personas  (al unísono)  no tienden a ese tartamudeo o, al menos, este se ve mucho más reducido.

Existe un día en el que se conmemora la tartamudez: el Día Mundial sobre la Concienciación de la Tartamudez. Este se celebra el 22 de octubre. Hubo una asociación clave para promover dicho día: la ISAD (Asociación Internacional de Tartamudos).

tartamudeando

Características más comunes de la tartamudez

La tartamudez o disfemia se puede presentar a través de muchas características e incluso dentro del mismo individuo se pueden observar diferentes síntomas a lo largo de un mismo día. Cabe destacar que normalmente se dan varias vertientes en el individuo:

Verbales

A veces se observan vertientes verbales en las que se tiende a la repetición de las distintas partes de una palabra, de determinados sonidos o de una palabra completa; a veces se alargan las diferentes sílabas o sonidos mediante una pausa que puede darse al iniciar bien sea una conversación o, una vez comenzada, al iniciar determinadas palabras o construcciones más complejas, tales como frases u oraciones.

Las muletillas son muy habituales también, en ese caso la persona tiende a usar “eh”, “mm”, “ah” antes de pronunciar la siguiente palabra. Por el contrario, el silencio es otra de las vertientes tanto al inicio de algunas palabras como en algunas sílabas.

No Verbales

En muchos casos la tartamudez también se manifiesta a través de vertientes no verbales. Las personas tartamudas o con disfemia suelen expresar, a través de un lenguaje no verbal, cierta tensión en el cuerpo a la hora de intentar expresarse, entre otros, suelen cerrar los puños.

A veces, además, se observan movimientos faciales, tanto a nivel general, como tics o movimientos bruscos con la cabeza, como a nivel más particular: a nivel ocular, a través de parpadeos rápidos; a nivel bucal, a través de movimientos bruscos con la mandibular o temblores labiales.

Hay casos en los que las personas con disfemia sienten ansiedad a la hora de querer comunicarse y se ven cohibidos en situaciones comunicativas pues se trata de situaciones en las que quieren expresarse pero, sin embargo, notan una limitación.

Tener que hablar o exponer ante un grupo de personas siendo el centro de atención o tener que hablar por teléfono son buenos ejemplos de situaciones a las que se enfrentan diariamente las personas con tartamudez.

 

Tartamudez en las distintas etapas de la vida

La disfemia o tartamudez puede observarse en personas de todas las edades ya que esta puede aparecer a lo largo de la vida de una persona aunque suele repetirse con más frecuencia en el caso de los niños pequeños cuando empiezan el proceso del habla, durante su aprendizaje.

Tartamudez en niños

Normalmente en el periodo comprendido entre los 2 y los 5 años los niños y niñas tienden a tartamudear, no tienen una fluidez hasta que no consiguen organizar sus palabras o sus frases. Es más, entre un 5 y un 10% de los niños en algún momento de su vida tenderán al tartamudeo…

Tartamudez en adolescentes

Cuando la tartamudez pasa a ser secundaria los síntomas se agravan y el sujeto tiende al uso de algunas técnicas: evitar u omitir son las técnicas clave para evitar sentir miedo o vergüenza a equivocarse…

Tartamudez en adultos

En una minoría de niños o niñas (aproximadamente el 25% de casos), este problema persiste y se mantiene hasta la edad adulta, ahí es cuando normalmente la tartamudez se convierte en un trastorno que afecta su vida para siempre…

Tipos de tartamudez

DISFEMIA TÓNICA

La disfemia tónica es un subtipo de la tartamudez que está caracterizada por una serie de interrupciones que tienen su causa en los espasmos. Dichos espasmos afectan a diversos grupos musculares que están relacionados con la fonación, lo que supone un bloqueo del habla.

En estos casos se puede observar que la persona que los sufre se siente rígida, en silencio y con tensión ya que esta trata de resolver el bloqueo con mucho esfuerzo y esto se traduce en una intensificación del tono muscular y da lugar a un habla explosiva y violenta. Es el tipo de tartamudez con peor diagnóstico.

DISFEMIA CLÓNICA
La tartamudez clónica se trata de un subtipo de la tartamudez y se caracteriza por contracciones bucales breves y rápidas que dan lugar a una repetición compulsiva de sílabas y palabras completas, abunda más en casos de consonantes que de vocales, más en oclusivas y suelen detectarse normalmente al inicio de la palabra. En concreto, si la letras es oclusiva o se encuentra al inicio de la palabra se repite incluso más.
DISFEMIA TÓNICO-CLÓNICA O MIXTA

Este tipo de tartamudez es el más común, combina tanto la disfemia tónica como la clónica. Es muy difícil encontrar a una persona que solo tenga tartamudez clónica (se caracteriza por las repeticiones de sílabas y palabras completas, abunda más en casos de consonantes que de vocales.

En concreto, si la letras es oclusiva o se encuentra al inicio de la palabra se repite incluso más) o tónica (está caracterizada por una serie de interrupciones que tienen su causa en los espasmos.

En estos casos se puede observar que la persona que los sufre se siente rígida, en silencio y con tensión) pues la mayoría tiende a combinar los dos tipos.

¿Cuáles son los remedios para la tartamudez o disfemia?

En tartamudez.com hemos recogido las claves principales de los tratamientos para la tartamudez y la disfemia.

Conoce nuestro blog sobre la tartamudez

La tartamudez a través del arte: teatro, narrativa y cine.

Es curioso cómo la tartamudez ha aparecido en las obras a lo largo del tiempo, normalmente con finalidad cómica. Cabe destacar que ya en el siglo XVIII en Italia aparece un personaje muy conocido como “Il tartaglia”, cuya función es cómica pues es un tipo de bufón pero que usa la tartamudez para arrancar las […]

¿En qué va a consistir la visita al logopeda?

Si una persona observa en sí misma o en alguien de su entorno las causas o situaciones que la llevan a pensar que es necesario acudir a un logopeda deberá solicitar una cita con un profesional: un patólogo del habla y del lenguaje, más conocido como fonoaudiólogo o logopeda. Un logopeda es un profesional de […]

¿Qué consecuencias puede tener la tartamudez o la disfemia?

Las principales consecuencias son socioemocionales ya que una persona con tartamudez se enfrenta a discriminación, en todos los niveles, tanto laboral como social o educativa. De hecho, la Fundación Española de la Tartamudez (También conocida como TTM) asegura que el 80% de aspirantes a un trabajo no supera la entrevista no por falta de méritos […]
Tartamudez.com es el nuevo sitio web sobre problemas de tartamudez y disfemia. Aquí encontrará temas interesantes sobre este problema y valiosos consejos sobre cómo dejar de tartamudear.